Enric Batlle y Joan Roig

“No renunciamos a hacerlo todo, nos gusta reivindicar la figura del arquitecto de siempre actualizada al siglo XXI y poder explicarles a los clientes que estamos presentes desde el primer día hasta el último.”

Creado en 1981, Batlle i Roig es un estudio de arquitectura catalán, marcado por su carácter pluridisciplinar y unos sellos de identidad muy claros. Hoy nos sumergimos de lleno en él con Enric y Joan, los socios fundadores que dan nombre al despacho, para conocer la cara interna de todos sus procesos y abrirnos camino en su estrecha relación con el paisajismo y el planeamiento.

Lo primero que os queremos preguntar es, ¿qué os define como despacho? ¿Qué hace que Batlle i Roig sea único?

“Nos hemos hecho esta pregunta bastantes veces y últimamente la intentamos responder desde una palabra que es el por qué somos diferentes. En este por qué, nos tenemos que remontar a la inauguración del despacho en 1981 para decir que desde entonces en Batlle i Roig hablamos de naturaleza. Aún así, también creemos que tenemos que situarnos frente a las problemáticas actuales, como la emergencia climática, por ejemplo, y preguntarnos qué hemos hecho en relación a esto y qué tenemos que hacer para prepararnos para el futuro. No nos conformamos sólo con mirarnos en el espejo del pasado porque sabemos que tenemos que hacer muchas más cosas, por lo tanto nos gusta recordar que empezamos con jardines pero que queremos abarcar mucho más para salvar el planeta. También somos diferentes porque tocamos 3 disciplinas distintas: paisaje, edificación y planeamiento. Parte del éxito que tenemos en estos momentos radica en el hecho de que sabemos dominar y combinar la especialidad y al mismo tiempo ser transversales, creativos y eficientes.”

«Parte del éxito que tenemos en estos momentos radica en el hecho de que sabemos dominar la especialidad y al mismo tiempo somos transversales, creativos y eficientes.”

Enric Batlle

«Si pensamos en otra cosa que nos hace diferentes es algo que hemos desarrollado como, el dar servicios, no renunciamos a hacerlo todo y esto es muy costoso y ha hecho que necesitemos un equipo muy amplio, tenemos técnicos, creativos y comunicación dentro de casa, para hacer los proyectos de forma completa.»

«Durante los últimos años, nuestra profesión ha ido renunciando a cosas y nosotros no queremos eso, nos gusta reivindicar la profesión de siempre y explicarles a los clientes que nosotros estamos desde el primer día hasta el último día de la obra, controlando todas las fases de proyecto, en lugar de la fragmentación habitual. Hemos comprobado que esto lo valoran nuestros clientes y les gusta.»

Nos gustaría saber también cómo os complementais, ¿cuál es el rol que asume cada uno y cómo se organiza el despacho?

“Desde el principio nuestro instrumento fundamental ha sido el diálogo. Cuando dos personas trabajan juntas el instrumento para trabajar es el diálogo, la exposición de las ideas, de las apuestas y los compromisos que cada uno tiene frente a ese proyecto, y esto es algo que si funciona para dos personas es importante que funcione para 120. Para eso lo que se ha hecho es organizar el despacho entorno a unas áreas de arquitectura, de paisaje y de planeamiento a parte de todas aquellas otras internas, de administración, técnica, etc. Lo importante es que todas estas áreas se comuniquen entre ellas de forma transversal; cuando esto falla, el despacho se hunde

“Desde el principio nuestro instrumento fundamental ha sido el diálogo. Cuando dos personas trabajan juntas el instrumento para trabajar es el diálogo, la exposición de las ideas, de las apuestas y los compromisos que cada uno tiene frente a ese proyecto, y esto es algo que si funciona para dos personas es importante que funcione para 120.»

Joan Roig

«Hemos formado una estructura más empresarial de lo que son habitualmente los despachos de arquitectura, pero tratando de mantener sus virtudes. Tenemos un equipo muy amplio de 120 personas, 65% de las cuales son mujeres, cuando empezamos eramos dos socios, después pasamos a ser cuatro socios y actualmente somos seis socios, hemos intentado formar una estructura muy permanente y muy estable fundamentada en el diálogo.»

«La emergencia climática es un tema de vital importancia para nosotros y es por eso que el diálogo gira entorno a esto. Es fundamental que los despachos tengan un eje común en el que centrarse y en el que confluyan las personas que trabajan.”

Y en la práctica, este diálogo entre equipos del que nos habláis, ¿cómo lo lográis?

“Bueno, la verdad es que hay dos factores importantes, uno se llama Enric y el otro Joan. Nosotros somos como el huevo que acaba de ligar el all i oli, es decir, veces hace falta alguien para que reconduzca las cosas. Nosotros no estamos en ninguno de los tres equipos de momento y por tanto, estamos intentando coordinarlos y cuando surge alguna disfunción, es precisamente porque esta transversalidad no fluye. Al final, parte de nuestra labor consiste en encarrilar la situación y entenderla desde lejos.”

“Tenemos una voluntad de éxito y de que las cosas puedan salir bien, proyecto a proyecto.”

Contadnos sobre vuestro proceso de materialización. ¿Qué parámetros seguís para hacer una adecuada selección de materiales?

“En cuanto a la selección de materiales, cada proyecto es un mundo diferente y una oportunidad para aprender. En este sentido no tenemos unos materiales predeterminados, pensamos que cada proyecto merece un poco su propia paleta y moodboard únicos. «

“Al final, dependiendo de cómo tu hagas los edificios, la gente actúa y coge unos hábitos determinados.”

Albert Gil

Por último, ¿creéis que esta apuesta por el diseño sostenible las valora el cliente?

“La sostenibilidad es un aspecto que es cada vez más preguntado y demandado por nuestros clientes. Las corporaciones, las personas, los ayuntamientos…cada vez todos son más responsables del impacto que vamos dejando sobre la tierra. Mientras que hubo un tiempo en que quizás la iniciativa la llevábamos nosotros, ahora esta iniciativa va muy de la mano de los clientes e incluso algunos pueden acabar enseñándote cosas que quizás no estaban a tu alcance en ese momento y por tanto, sí que percibimos que la situación de emergencia climática está llegando a todo el mundo y que esta propuesta se valora cada vez más por parte de nuestros clientes.”

“El material más sostenible es el que no utilizas.”

Albert Gil

Gracias por recibirnos en vuestra casa y dedicarnos este tiempo, es muy interesante ver como un equipo de 120 profesionales consiguen dialogar y complementarse, en definitiva crecer.